El Láser Endoluminal es la tecnología mínimamente invasiva que se utiliza en la cirugía de várices ambulatoria. Es una técnica reconocida a nivel mundial como exitosa, eficaz y de resultados satisfactorios. Bajo control ecográfico se introduce una delgada fibra óptica que recorre la vena afectada, y de forma simultánea al retiro de la fibra se activa la luz láser. La energía láser produce la foto-termo-coagulación de la pared de la vena dilatada, observándose el cierre u obliteración de la vena varicosa por acción térmica, sin lesionar las estructuras vecinas al sistema venoso tratado.

Ventajas de la cirugía con Láser Endoluminal respecto de la cirugía convencional:

· Postoperatorio más confortable

· El paciente se retira caminando

· Disminución de sangrado excesivo

· Rápida reinserción en el medio familiar, social y laboral

· Menos agresiva y más segura

· Menos hematomas, menos edemas y menos dolor

· Rápido pasaje de las vendas al uso de medias elásticas

· Ausencia de cicatrices antiestéticas

El Láser Transdérmico es una técnica que se utiliza para tratamientos flebológicos ambulatorios. Consiste en la entrega de luz láser transdérmica – a través de la piel – sobre los vasos venosos afectados de forma no invasiva.

Mediante el principio de fototermólisis selectiva la energía del láser atraviesa la epidermis sin dañarla y es absorbida por la sangre de las venas enfermas produciéndose un aumento de la temperatura local y el posterior cierre de las mismas.

Permite tratar de forma selectiva los vasos de pequeño y mediano calibre, de manera confiable y segura, dejando intacto el tejido circundante. Esta terapéutica se combina comúnmente crioterapia – sistema de enfriamiento – a los efectos de anestesiar la zona, disminuir el daño tisular y controlar el edema.

Se utiliza esta técnica en lesiones vasculares (angioma rojo vinoso, telangiectasia facial y de miembros inferiores, rosáceas, lago venoso, varices reticulares, venulectasias) y lesiones pigmentarias (mancha eritematosa), entre otras patologías.

¿Es doloroso?

Algunos pacientes notan una leve molestia que se atenúa con la aplicación de crioterapia.

¿Cuántos sesiones son necesarias con láser?

El número de sesiones está ciertamente en relación a la dimensión de la patología venosa a tratar y siguiendo un orden lógico flebológico. Las mismas varían de una a cuatro y se realizan en intervalos de siete a 15 días. En algunas ocasiones pueden ser necesarias sesiones adicionales o bien realizar tratamientos combinados con escleroterapia. Se logra así la desaparición de las venas enfermas. Ambos pueden realizarse en la misma sesión y de forma ambulatoria.

Consiste en la introducción de una sustancia esclerosante capaz de formar espuma en la vena enferma de manera ecoguiada. A través de la introducción de una sustancia química se produce el cierre de la vena tratada. Se realiza con la asistencia de un equipo de Eco Doppler con la finalidad de ubicar de manera exacta la vena insuficiente, comprobando así además el cierre de la misma.

Beneficios:

– No doloroso

– Sin anestesia

– Reinserción laboral inmediata



Harmony XL es una plataforma láser que permite el tratamiento ambulatorio de telangiectasias (arañitas) y venulectasias de forma rápida y altamente efectiva. La tecnología inteligente de Harmony coagula y destruye venas de las extremidades inferiores. Se combina con Zimmer, un sistema de enfriamiento de la piel que aumenta la comodidad del paciente y reduce la sensación de dolor.

Beneficios:

· Efectividad, rapidez y suavidad del tratamiento

· No requiere preparación previa ni reposo posterior

· Resultados inmediatos y progresivos

Con Harmony XL se realizan múltiples tratamientos médico-estéticos y dermocosméticos con luz y láser. El procedimiento es muy eficaz y se utiliza también para rejuvenecimiento facial. Ver tratamiento.

El PTA permite el tratamiento ambulatorio de várices de mayor diámetro sin cirugía. Este procedimiento fue descrito y desarrollado por el Dr. Lopez D’Ambola, Director Médico de Flebosalud, en el año 2008.

Se lleva a cabo en área no quirúrgica y en posición decúbito, sin anestesia local o regional. El procedimiento inicia con el suministro de frio local en la zona a tratar para disminuir la temperatura del vaso y del tejido circundante, posteriormente se procede a la aplicación de una inyección endovenosa local de solución de ClNa hipertónica y finalmente se realiza el barrido del vaso con un láser de diodo de alta potencia de 1470 nm (nanómetros).

Beneficios:

· No invasivo

· Tratamiento ambulatorio

· Sin reacciones alérgicas

· Buenos resultados estéticos

Salud Estética Flebología Láser Atención Especializada